Si un vehículo funciona aparentemente bien, ¿qué aditivos son recomendables?

¿Ha perdido rendimiento mi vehículo?

A norma general, el rendimiento de cualquier vehículo se pierde muy gradualmente y por diferentes causas. Esto quiere decir que un vehículo que funciona aparentemente con normalidad quizá haya perdido mucho rendimiento aunque uno no lo perciba y esto solo se sabrá cuando se subsane aquello que origina esa pérdida de rendimiento. Por buscar una comparación sería como el fumador que no nota los efectos del tabaco cuando hace deporte pero que al dejar de fumar nota como “rinde más”.

Es debido a esto que usando un mismo producto algunos conductores notan mejorías extraordinarias, mientras que otros no perciben cambios importantes. En ambos casos el producto se podría decir que funciona, con el matiz de que (por ejemplo) “limpiar sobre limpio” no se nota y “limpiar sobre sucio” sí.

Recomendación básica para cualquier vehículo que aparentemente funcione bien

Limpiar el sistema de combustible y escape

Esto abarca limpiar multitud de componentes, como el tanque, los conductos de combusbiel, la bomba, los inyectores,el turbo, el filtro anti partículas FAP...

 Para más información, lea el artículo “¿Por qué añadir aditivos al combustible?” pulsando AQUÍ

Mantener el sistema limpio

Una vez el sistema está limpio es importante mantenerlo en esas mismas condiciones para garantizar un rendimiento óptimo mantenido (suavidad, potencia, consumos...)

Para ello existen dos opciones:

a) Limpiar regularmente. Para ellos use regularmente un limpiador de los mencionados anteriormente. La recomendación genérica es hacerlo al menos una vez al año, pero en el caso de vehículos que no salen de la ciudad (recorridos muy cortos con paradas frecuentes) o vehículos que emplean combustibles de baja calidad puede ser necesario hacerlo más a menudo.

b) Evitar que el sistema se ensucie. Se consigue añadiendo al combustible, en cada repostaje, una dosis pequeña de un producto específico, denominado "mejorador de combustible". Es la opción mas completa y efectiva ya que...

  • El sistema de combustible no se llega a ensuciar, por lo que el vehículo nunca circula con un rendimiento mermado por suciedad. 
  • Se reducen las emisiones, lo que también mejora la limpieza del sistema EGR y de admisión
  • Se ahorra combustible, ya que a norma general, los mejoradores de combustible mejoran también la combustión 
  • No es necesario usar gasoleos mejorados 
  • Aportan lubricación extra. Lo que evita-retrasa averías ocasionadas por desgaste
    • - Para ver un listado de mejoradores de combustible diésel pulse AQUÍ
    • - Para ver un listado de mejoradores de gasolina pulse AQUÍ

Limpieza del sistema de lubricación (motor)

Operación recomendable para todo tipo de vehículos, y especialmente para aquellos con mantenimiento extendido (cambio de aceite cada año o 30.000km), vehículos de uso exclusivo en ciudad o los equipados con filtro de partículas (tienden a contaminar mas el aceite).

 Para más información, lea el artículo "¿por qué limpiar el sistema de lubricación?", pulsando AQUÍ

 

Potenciador para el sistema de lubricación.

Su uso regular alarga considerablemente la vida de las piezas y mejora su rendimiento (menos consumo, mas potencia). Dentro de la misma marca, a mayor precio tenemos mejores resultados, siendo por tanto la elección de un producto u otro cuestión de presupuesto. Le recomendamos leer en el apartado de preguntas frecuentes relativo a potenciadores más información.

 

Limpieza del sistema de admisión de aire

Con el fin de reducir la contaminación de los vehículos, se ha incorporado a los vehículos modernos el sistema EGR.

Básicamente, lo que hace el sistema EGR es coger el humo sucio procedente de la combustión, y volver a introducirlo por los conductos por los que el motor normalmente solo tomaría aire limpio del exterior. La finalidad de  hacer esto es volver a quemar por segunda vez el humo de escape, y de este modo conseguir unas emisiones de gases más "limpias".

Los pasos de aire por los que normalmente solo circularía aire limpio, filtrado por el filtro de aire del motor, ahora reciben humo sucio, y poco a poco van acumulando residuos. Si dichos conductos no se mantienen limpios, al motor le faltará aire para realizar una perfecta combustión, y la potencia del vehículo se verá mermada.

Revise el sistema de admisión de aire de su vehículo, y si lo ve necesario, límpielo . Pulse AQUÍ para ver un listado de limpiadores.