Los taqués hidráulicos suenan

Tras el arranque, algunos motores empiezan a sonar de forma extraña (una especie de tic tic tic...). A menudo el ruido desaparece a los pocos segundos, pero podría permanecer por más tiempo, o incluso no desaparecer.

Aunque puede haber otras causas, este ruido a menudo tiene que ver con los taqués hidráulicos, que suenan debido a una lubricación deficiente. A continuación, analizamos las causas principales y algunas posibles soluciones:

1) Residuos

La acumulación de residuos, por ejemplo en la válvula de retención, puede provocar que el taqué se descargue y suene.

Los residuos también pueden acumularse entre el émbolo y cuerpo del taqué, ocasionando también un mal funcionamiento

Solución: limpiar el circuito de lubricación. Pulse AQUÍ para ver nuestros limpiadores

2) Presión de aceite baja

Si la presión de aceite es demasiado baja, los taqués sonarán por falta de presión de aceite. 

Solución: descartados problemas mecánicos (por ejemplo avería en bomba de aceite), la presión de aceite se puede incrementar con un aceite de viscosidad más elevada. Otra solución pasaría por emplear un aditivo que potencie la viscosidad del aceite. Pulse AQUÍ para ver nuestros potenciadores de viscosidad

3) Desgaste

Bien debido a residuos acumulados (punto 1), un lubricante inadecuado o de mala calidad, o a intervalos de servicio incorrectos, los taqués pueden sufrir  desgaste prematuro.

Si el desgaste es muy importante habrá que reemplazar los componentes dañados. Sin embargo, si el desgaste no es excesivo, existen algunas soluciones que ayudan a compensarlo y por tanto reducir sus consecuencias (en este caso ruido):

- Emplee un aceite de mejor calidad. A mejor lubricación, menos sonarán los taqués. 

- Añada al aceite actual un potenciador antifricción. Esta clase de aditivo, mejora las propiedades lubricantes del aceite, lo que a menudo se traduce en una menor sonoridad. Pulse AQUÍ  para ver nuestros potenciadores antifricción.