El motor consume demasiado aceite

Dependiendo de lo que origine el consumo de aceite, se puede optar por una u otra solución. A continuación, explicamos cuales son las causas más frecuentes, y que medidas se pueden tomar para subsanar un consumo excesivo de aceite

Consumo de aceite a través de retenes o juntas endurecidas

Con el tiempo, los retenes y juntas se endurecen, mermando su volumen y, por tanto, permitiendo el paso de aceite. Un caso muy frecuente se da en los retenes de guía de válvulas.

Si tienes claro que el consumo de aceite se produce por un filtrado a través de los retenes, se puede emplear un regenerador de juntas, como por ejemplo Xenum super Seal . Este tipo de producto resulta muy efectivo siempre y cuando el retén no se haya llegado a romper o cuartear (de ser este el caso, la única solución real pasaría por reemplazar el retén dañado). 

Consumo a través de los segmentos

Existen básicamente tres posibilidades con tres soluciones:

Carbonilla. Los segmentos pueden no expandirse bien debido a carbonilla acumulada, dejando una holgura por la que el aceite pasa a la cámara de combustión y se quema. En este caso la mejor solución es limpiar los segmentos. Una opción económica sería emplear un aditivo limpiador, como por ejemplo Xenum M-Flush .
Para solucionar este problema en concreto, recomendamos una limpieza más larga de lo habitual, y no escatimar en la dosis de limpiador.

Motor desgastado. En este caso, determina en primer lugar si está empleando la viscosidad de aceite adecuada al estado del motor. Un motor con mucho desgaste es raro que no queme un aceite de viscosidad baja (por ejemplo, 5W30). Quizá sea momento de aumentar la viscosidad del aceite (5W40, 10W40...). Al aumentar la viscosidad de aceite el consumo se reducirá. 
Otra posibilidad sería seguir usando el mismo aceite y reforzar su viscosidad por medio de uno de nuestros aditivos potenciadores de viscosidad

Problema de diseño. Son muchos los motores que desde fábrica salen consumiendo aceite. Es el consumo más difícil de reducir, porque su origen radica en el diseño del motor. De nuevo lo primero a determinar es la viscosidad del aceite que se está empleando. Es muy importante escoger bien la viscosidad (véase punto anterior)
Una vez determinada la viscosidad correcta, algo que siempre ayuda a reducir el consumo de aceite es emplear un aceite de mayor calidad. Un mejor aceite ofrece una película lubricante más resistente, que al romperse con menos.
También son de buena ayuda los aditivos anti fricción para aceite de motor

Una solución “todo en uno” para motores desgastados

Tras limpiar internamente el motor con Xenum M-Flush , y si es un motor con síntomas de desgaste, también se puede acudir a una  solución “todo en uno”. Por ejemplo, Xenum XG-100K ablanda los retenes endurecidos, potencia la viscosidad del aceite y mejora sus propiedades lubricantes.

¿Quieres que te avisemos de nuevas ofertas?

Remind me later

Thank you! Please check your email inbox to confirm.

Oops! Notifications are disabled.